El placer del vino

Ir abajo

El placer del vino

Mensaje por Adri el Sáb Mar 28, 2009 9:46 pm

El placer del vino

Cuando se consume con moderación fortalece la salud

Por:
Margarita Pacay

Aproveche la diversidad de vinos y pida asesoría para su uso.

Su
calidad o clase se distingue por su color, grado de azúcar y alcohol.
La primera regla para disfrutar una copa de vino es hacerlo entre
amigos, justo en el momento en que se va a degustar algún platillo.

Si
usted desconoce la etiqueta que se utiliza con esta bebida, jamás trate
de lucirse, por ejemplo muchos creen que con olfatear el corcho sabrán
si es bueno o no, cuando esta acción se ejecuta para saber su nivel de
fermentación; o que sólo el tinto se acompaña con carnes rojas y el
blanco con magras.

En este
caso hay que tomar en cuenta que el líquido y el menú estén en sintonía
en acidez o dulzura, explica la chef Sara Espinoza Orantes, experta en
el tema.

Los novatos



El
mejor vino del mundo es el que más le guste, indica Annelisse Perdomo,
gerente de grandes reservas de la distribuidora Alcazaren.

Si
desea empezar a experimentar la gama que se ofrece en el mercado, es
conveniente que inicie por los jóvenes semisecos o dulces (Oporto,
Moscato, White Zinfandel); con el tiempo el paladar les pedirá otros de
cuerpo entero o secos (Torres Sangre de Toro, Cabernet Savignon,
Marques de Riscal), obviamente son más complejos, añade Espinosa.

Clasificación y proceso

El
vino es el producto natural de un proceso bioquímico: la fermentación
alcohólica del mosto de uvas, realizado por microorganismos denominados
levaduras.

Los hay tintos,
blancos y rosados. En el primer caso se emplean las uvas negras o rojas
con cáscaras, porque éstas son las que le dan el color.

El
vino blanco se fabrica con uvas tintas (sin piel) o blancas; y el
rosado con ambos tipos de uvas. Las cáscaras se retiran cuando ya se ha
adquirido el color deseado.

También
se clasifican por su grado de azúcar: secos, semisecos, semidulces,
abocados y dulces. En este proceso influye el tipo de fermentación: a
más tiempo en ese periodo, más alcohol y menos azúcar, agrega Perdomo.

A
menos tiempo de fermentación, habrá menos azúcar que se convierta en
alcohol y por ende el resultado será una bebida más dulce.

También
se distinguen por su grado de alcohol, por lo general no deben pasar de
un 12 por ciento, que es lo normal, cuando este número se eleva, ya se
vuelven generosos, es decir fortificado con alcohol.

También están los espumosos que contienen anhídrido carbónico, como los cavas o champagnes.

Países vinículas

Los
buenos productores están en las regiones áridas de Argentina, Chile,
Estados Unidos (California), Canadá, Austria, Perú, Ungría, Bulgaria,
Nueva Zelanda. Los viejos por tradición: España, Portugal, Francia,
Italia, Austria y Alemania, añade Espinoza.

Con los alimentos

Hay
numerosos platos que incluyen el vino como un ingrediente más para
realzar su sabor y aroma. Se usa durante la cocción y previo a ella
para adobar o macerar los alimentos.

Cualquier vino se puede usar para este menester, aunque conviene tener en cuenta los siguientes consejos:

Elija un vino que también esté dispuesto a tomar.

No implica comprar el mejor o el más caro, pero sí uno cuya calidad sea suficiente como para servir en copas.

Las
carnes blancas acompáñelas con una salsa de vino blanco, aunque
cualquier pescado carnoso y fuerte como el salmón, va muy bien con un
aderezo de vino tinto. Al igual que las salsas que se servirán con
carnes rojas.

No hay peligro de embriaguez por usar mucho, puesto que el alcohol se evapora en la cocción dejando sólo un sabor suave.

Para que la bebida no pierda el alcohol, no la hierba por mucho tiempo.

Si
los alimentos van a estar sometidos a un tiempo de cocción corto, es
preferible que el vino hierva por separado para luego añadírselo a la
receta.

El vino que se usó
para cocinar, como el que se servirá en la mesa, deben ser de la misma
clase o elaborados con el mismo tipo de uva, para evitar fuertes
contrastes en los sabores.

Si
se agrega un poco a los jugos caramelizados depositados en el fondo de
una sartén, donde se ha salteado un alimento, obtendrá una salsa mucho
más realzada en aromas y sabor.

Salud

En
particular, los vinos tintos contienen taninos (compuestos fenólicos
hidrosolubles de sabor áspero y amargo) y antioxidante (flabonoides),
por lo que tienen efectos favorables para el corazón. Se recomienda
tomar una onza diaria, afirma la nutricionista Ruth de Argueta.

Los diabéticos deben abstenerse de consumirlo, salvo que su médico lo autorice.

Los
números telefónicos de los profesionales entrevistados son: chef Sara
Espinosa Orantes 5682-2617; Annelisse Perdomo 2429-5900; nutricionista
Ruth de Argueta 2437-1558,

Salud: Buenas combinaciones

A continuación algunas sugerencias para lograr una exquisitez de sabores.

Si va degustar frutas, quedan bien los vinos dulces: Málaga, Moscatel, Cava dulce.

Con el arroz sabe bien los rosados o tintos ligeros. Con las ostras, mariscos, y pescado a la parrilla: vinos blancos secos.

Carnes blancas poco condimentadas: tintos ligeros o blancos.

El queso chaddar combinan bien con los vinos Rhone, Cabernet, Merlot.

El suizo gruyere con el Pinot Noir.

El brie y camembert riman con Chardonnay, champagne o cava.

El parmmiggiano reggiano, pecorino romano, grana padano se acompañan con una copa de Chanti, Borolo o Amarone.

El mozzarella y los quesos de cabra saben bien con Sauvignon Blanc, dice la chef Sara Espinosa Orantes.

_________________
Adri
Adri
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 904
Edad : 67
Localización : San Telmo ,Bs As,Argentina
Empleo /Ocio : Chef / tenis ,correr,decoracion,trabajos manuales.leer.
Mi pais :
Reputación : 151
Fecha de inscripción : 20/08/2008

Ver perfil de usuario http://gd50.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.